Fundado por el cocinero Luca Dessole (www.kitchenjounal.es) y  el sumiller Ceferino Juárez (www.cavevinum.com), ambos apasionados por este producto gastronómico con más de 200 años de historia, Burguer Beer nace debido a la baja calidad ofrecida en la mayoría de hamburgueserías locales (y multinacionales); de hecho, nos atrevemos a situarnos a menos de 400 metros de un McDonald’s y un Burger King!

La hamburguesa es un bocadillo muy especial. No es sólo un bocata, es una comida, un plato único completo, con proteínas, carbohidratos, verduras y condimentos.
Es el bocadillo más popular del mundo, y es uno de los más sabrosos y jugosos. Sí, JUGOSO! Una buena hamburguesa que se precie, chorrea! Y una hamburguesa, a menos que se sirva en un plato, se come con las manos. Por ello hemos querido crear un ambiente informal, porque informal es la hamburguesa. Y nos encanta servir nuestras burger de 200 gramos a ritmo de funk, dub RnB, jazz… y como nos gusta Nora Jones!!!
Bienvenidas las familias, menú infantil, por supuesto, y opciones para los vegetarianos también.

¿Qué es entonces Burger Beer?

Es una hamburguesa gourmet en un espacio informal y agradable. No es un fast food ni una americanada, más bien es un Fast Good con influencia americana, pero espíritu mediterráneo. La comida es rústica pero no es lo de siempre. No hacemos ni ensalada cesar, ni nachos, ni aros de cebolla.
Utilizamos principalmente dos de las mejores razas de carne: Black Angus y vaca madura Charolais.
El producto local para nosotros es una prioridad.
Como el pan fresco del horno de al lado, los vegetales de nuestro verdulero, el cerdo ibérico, el queso Mahón, las longanizas de Onteniente, etc.
Aparte de la más clásicas destacan entre nuestras hamburguesas:

“B&B”: con panceta en doble cocción (suave por dentro crujiente por fuera) y salsa de mostaza y estragón.
“El Pastor”: de cordero con especias marroquíes, cebolla caramelizada y salsa de yogur griego.
“Indio”: de pollo de corral con chutney de cebolla al curry y salsa tzatziki.
“El Ibérico”: de cerdo ibérico con pimientos asados ​​y pelados y queso Mahón .
Steak tartar: con ternera del Valle del Esla, la más alta calidad garantizada; servido sobre coca de aceite tostada.
Hot Dogs: con longanizas del pueblo Onteniente donde sobresale nuestro sabor más exótico.
“Tex mex”: con cebolla morada en jugo de lima, salsa picante, crema fresca, jalapeño suave y cilantro.
Otro gran clásico americano que no podía faltar en nuestra carta es el pollo frito al estilo Kentucky. Los así llamados southern flavor o soul food americano. Hemos dedicado mucho tiempo y varias pruebas para clavar la receta de un pollo súper crujiente y finalmente lo servimos con una salsa de guindilla dulce.
El milhojas de berenjena y mozzarella de búfala con el sofrito de la abuela es otro de nuestros entrantes con más éxito. Un plato rústico, sencillo y muy mediterráneo.

Básicamente lo que nos diferencia de otras hamburgueserías es la persistente búsqueda de la calidad de la materia prima y la elaboración del producto. Incluso nuestras salsas se hacen en casa y somos probablemente los únicos o uno de los pocos en la ciudad haciendo su propia salsa barbacoa. Buenísima también la salsa de mostaza y estragón o la mayonesa japonesa para el burger California con aguacate y bacon. Refrescante la Tzatziki de yogur griego.

Pero más refrescante aun, sin duda, es la cerveza Brabante. Una excelente cerveza belga de barril de la que proponemos tres variedades: la Lager, la Oro con doble fermentación y la Oscura tostada.
También ofrecemos una amplia variedad de otras cervezas de importación.

Si te gustan los dulces, el sabor que te llevarás contigo será el del Tiramusù con toque de Amaretto o la Mousse de chocolate Domenicano con cookies.

Pero después de probar una verdadera hamburguesa, estamos seguros de que, además de los sabores, uno de los recuerdos que te llevarás contigo será el de haber sido atendido como mereces, con trato honesto porque honesta es nuestra cocina. Y no puede ser de otra manera, porque cuando das de comer das cariño.